Todas las imágenes están protegidas.

Ibiza en los 70s

En los primeros años setenta Ibiza fue, con San Francisco, Goa, o Amsterdam, uno de los lugares de peregrinaje para los hippies y para quienes como ellos deseaban encontrar un enclave con autóctonos acogedores y donde fueran respetados los valores eternos de la libertad y de la tolerancia para con las formas ajenas de vida.

Ibiza además en aquella época era un paraíso natural, una isla virgen del turismo convencional y de todas las infraestructuras asfixiantes que ello conlleva. Un escenario perfecto para todas las aventuras interiores y para todas las experiencias sensuales, un lugar de encuentro idóneo para las sensibilidades semejantes y coincidentes.